Márcate un objetivo y ¡hazlo!

despedidoA partir de hoy y de manera semanal vamos a compartir con vosotros distintos artículos relacionados con el coaching para que poco a poco vayan conociendo y familiarizándose con esta actividad y comprendan que lo importante que es ponerla a nuestra disposición para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos, y una vez así, lograr la prosperidad. Las relaciones comerciales, laborales y sociales exigen pautas de comportamiento que garanticen armonía y bienestar a los participantes. Los profesionales en la actualidad se distinguen por diversos aspectos: su imagen y ética profesional, sus actitudes positivas, su capacidad de observación y, como no, su manera de ejecutar las normas de cortesía y etiqueta.

Las investigaciones reflejan que muchos de los despidos de empleados se deben a cuestiones como: relaciones interpersonales inadecuadas, proyección de actitudes negativas en el trabajo y pobres hábitos laborales.

Es importante recalcar que aunque las personas posean los conocimiento y las destrezas, muchas veces es su comportamiento la causa del despido. También afecta que esta generación se caracteriza por no tener habilidades comunicativas ni de sociabilidad. A parte de orientarse hacia el trabajo individual en vez del grupal, lo que afecta al entorno laboral ya que el ser humano está hecho biológicamente para vivir en grupo y no aislado. Necesita compartir, dar y recibir afecto, aunque se nos esté olvidando.

Con esto sentamos las bases de lo correcto y de los malos hábitos que están surgiendo de un tiempo a esta parte en las empresas.

El personal de oficina debe tener una apariencia profesional adecuada, que se refleja en: vestuario, estado de salud, maquillaje, accesorios y buenos modales. Para ir a trabajar es imprescindible escoger la vestimenta adecuada para el desarrollo de la actividad empresarial a realizar, además de ser pulcro en el aseo personal.

Por otro lado, la profesionalidad queda reflejada en: hacer las tareas asignadas con calidad, llegar puntual y hacer buen uso de los materiales y el tiempo, es decir ser: eficiente, efectivo y eficaz. La apariencia física y un comportamiento social correcto es imprescindible para crear una imagen profesional positiva.
empleoA partir de aquí podemos hablar de factores que influyen en como nos relacionamos y como conseguimos aquello que deseamos, por ejemplo: la vestimenta, el comportamiento en el entorno laboral, las capacidades humanas y la autoestima, las actitudes positivas, la ética profesional, las normas de cortesía, las relaciones con los compañeros y las reglas de buena etiqueta o cortesía son componentes imprescindibles en el saber hacer y en la consecución de cualquier objetivo. Además de esto, es importante trabajar los aspectos más débiles o pobres de nuestra personalidad; ya que nuestras inseguridades pueden causarnos malas pasadas. Para mejorar la idiosincrasia es fundamental tener una voluntad muy firme que nos motive a querer mejorar.

Las claves básicas para empezar y saber donde nos encontramos e ir así midiendo nuestro progreso son: saber cual es el término de ética profesional, definir lo que es para nosotros la autoestima y valorar objetivamente su posición. Las relaciones con nuestros compañeros y directores dependerán mucho de donde esté ubicada, cuanto más alta tengamos la autoestima mucho mejor para afrontar las vicisitudes que se planteen.

¡Pero no digas no puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes! Facundo Cabral, Cantautor argentino.

Carne Cruda, más vale

carne_cruda Queridos lectores estamos llegando a un momento crítico en la historia de España, realmente caemos empicados como un cometa sin rumbo pero con un fin autodestructivo sin duda alguna.

El sábado por la tarde mientras navegaba por internet descubrí que al periodista Javier Gallego, director y presentador del programa Carne cruda de Radio 3 de RNE, le han cesado y ha tenido que despedirse de sus seguidores por un mensaje de Facebook.

Sus palabras han sido sencillas pero directas, como era él, “Lamento muchísimo tener que comunicaros que la nueva dirección de Radio 3 y de RNE me acaba de despedir y ha levantado el programa ‘Carne Cruda’ de su parrilla de emisión. Se cumplen desgraciadamente los temores que muchos me habíais manifestado y que yo había desestimado pues creí en la palabra del recién nombrado director de la emisora, Tomás Fernando Flores, que aseguró hace un mes que el programa continuaría la próxima temporada. A la manera del presidente del Gobierno, el nuevo responsable de Radio 3 responde lamentablemente al dicho «Donde dijo digo, digo Diego» aunque en su caso sería más apropiado decir «Donde dije digo, digo Tomás Fernando”. Bien, queda claro que nos mienten, y lo hacen impunemente. No tienen vergüenza pero nadie esperaba que la tuvieran, quizá algo de dignidad pero supongo que es demasiado pedir a un gobierno de extrema derecha.

mal En su nota, Gallego lamenta las formas con las que le han avisado del cese. “… me echa sin darme ni siquiera la oportunidad de despedirme en antena de vosotros, pues los programas de final del verano son grabados. Por eso lo hago desde aquí. Me pueden quitar el micrófono pero no la palabra. Y mucho menos, quienes no cumplen la suya”.

La situación está así, Javier cobra alrededor de 1.400 euros mensuales, sin pagas extras ni derecho a vacaciones. Limpios después de pagar Seguridad Social, IRPF, el impuesto de sociedades y el resto de gastos de la empresa que tuvo que constituir por exigencia de Radio Nacional. Muchos de los colaboradores contribuyen desinteresadamente al programa y tres cobran una cantidad simbólica de 50 euros por colaboración después de haber trabajado gratis las dos primeras temporadas. El resto del equipo son contratados de RNE cuyos contratos siguen vigentes. La realidad de los periodistas es lamentable, tanto para los que tienen trabajo como para los que no, a no ser que seas fan de Intereconomía que entonces tendrás las puertas abiertas.

No sé que pensar de todo esto, ¿nos estamos volviendo todos locos? La sed de poder es tan grande que finalmente ganarán los malos, y aunque desde pequeños nos enseñaron que los buenos vencerían, el final no queda así.  Después de haber estudiado tanto, de formar a personas aptas para la vida, ahora ya no nos quieren, debe ser que estorbamos. Mucho cuidado porque rodarán cabezas, y si no, al tiempo.

Cuántos, cansados de mentir, se suicidan en cualquier verdad. Antonio Porchia, poeta y escritor argentino.